Importancia de los Megapíxeles en una cámara

A la hora de adquirir una cámara, ya sea digital o de smartphone, muchos pensamos principalmente en la cantidad de megapíxeles. No obstante, ¿saben realmente por qué son importantes o cómo afectan la calidad de imagen? Algunos críticos argumentan que la cantidad de megapíxeles en una cámara digital ya no importan debido a que las cantidades estándares han superado las necesidades de los fotógrafos promedio.

De hecho, afirman que otros factores son más importantes para la calidad de imagen, y tienen mucha razón al respecto. Sin embargo, no hay que desmeritarlos totalmente. Los megapíxeles todavía importan de varias maneras, especialmente cuando alguien está considerando comprar una cámara donde la mayoría de las otras características son similares. A continuación vamos a hablar un poco más a profundidad de este tema.

¿Qué es un Megapíxel?

Un megapíxel (es decir, un millón de píxeles) es una unidad de capacidad de detección de imágenes en una cámara digital.  Las imágenes están formadas por “pequeños puntos” llamados píxeles (acrónimo del inglés “PICture ELement” – elemento de imagen). Estos son la unidad básica de color programable en una pantalla o en una imagen de computadora. Es así como colocando suficientes de ellos juntos, obtendrá una imagen. Están dispuestos horizontal y verticalmente.

El recuento de megapíxeles se obtiene al multiplicar el número de píxeles horizontales por el número de píxeles verticales. Una cámara de 3MP tiene 2,048 (horizontales) x 1,536 píxeles (verticales) o 3,145,728 píxeles. Llamamos a esto simplemente 3MP. Si se necesita una calidad superior o una impresión más grande con la misma calidad, se necesitará una cámara con un valor de megapíxel más alto.

Megapíxeles en las cámaras digitales

Los megapíxeles importan en la fotografía digital porque desempeñan un papel en la determinación de la resolución y la claridad de una foto. Eso sí, es menester recalcar que no es lo más importante ni mucho menos. El tamaño del sensor de imagen de la cámara generalmente juega un papel más importante para determinar la calidad obtenida. Aún así, entre dos cámaras con sensores de imágenes de tamaño similar, más megapíxeles pueden ayudar a mejorar la calidad de una imagen en dos circunstancias importantes: recortar una foto y producir una impresión más grande.

Recortar una foto

Una de las ventajas de la fotografía digital es que permite mejorar una imagen capturada. Una técnica de edición popular y fácil se llama recorte, que consiste en cortar una sección de una foto. Aquí recae un punto importante, es necesario que el nuevo enfoque de la foto se pueda ampliar al tamaño de la foto original antes de que se recortara.

No obstante, recortar las fotos de esta manera puede hacer que parezca borrosa. La falta de claridad puede no haberse notado con su tamaño original, pero al recortar la foto sí porque esencialmente se ha enfocado digitalmente. Una cámara con menos megapíxeles pone puntos de color más grandes y menos finos en la foto para compensar tener menos puntos en general. Que estos puntos sean menos finos se pone de manifiesto cuando algo muy pequeño en una foto parece muy grande.

Una resolución más alta, o la presencia de más puntos de color en la fotografía, crea una imagen general muy fina para que un objeto más pequeño pueda aparecer muy claro cuando se enfoca. Dado que la cantidad de megapíxeles de una cámara se ha correlacionado positivamente con la resolución de las fotos que produce, una cámara con más megapíxeles permitirá recortar fotografías con mayor claridad.

Impresiones ampliadas

A muchos fotógrafos les gusta hacer grandes impresiones de sus fotografías favoritas. Colgar una foto en una pared implica hacer una impresión más grande de la misma que los tamaños de impresión estándar. La configuración de calidad de imagen “normal” en las cámaras digitales a menudo se diseñan teniendo en cuenta estos tamaños de impresión y no emplean todos los megapíxeles de la cámara al momento de tomar las fotografías (las resoluciones más altas requieren más memoria).

Para impresiones más grandes, es aconsejable usar la cantidad máxima de megapíxeles disponible en una cámara. Sin embargo, ampliar una imagen digital e imprimirla puede provocar que la imagen pierda nitidez. Esto se debe a que, para un tamaño de imagen más grande, hace que la falta de finura en la imagen sea más evidente.

Así pues, para imprimir fotografías que sean adecuadas para enmarcar y colgar en la pared, se recomienda un mínimo de 6 megapíxeles, aunque 16 megapíxeles aumentan sustancialmente el tamaño máximo de la impresión que se puede lograr sin perder claridad ni nitidez.

Megapíxeles en las cámaras móviles

La forma en que los megapíxeles son promocionados por las marcas en sus anuncios puede hacer que algunas personas crean que una mayor cantidad de megapíxeles siempre significa mejores fotos. Eso puede ser cierto a veces. Pero no siempre es así.

La calidad de los píxeles importa más que la cantidad real de píxeles en un sensor de cámara, especialmente cuando se trata de cámaras de teléfonos inteligentes. Incluso en una imagen pequeña, puede incluir mucha información de buena calidad. No es necesario tomar una fotografía de 40 megapíxeles para tener tanta información.

Entonces, ¿qué significa aumentar la calidad de los píxeles en un sensor de cámara? En algunos casos, puede significar que los píxeles individuales sean más grandes en lugar de acumular más píxeles en un espacio determinado. Eso podría mejorar la calidad de la foto, pero no aumentará la cantidad de megapíxeles. No obstante, una de las ventajas de tener una cámara móvil con más megapíxeles es que, igualmente como ocurre con una cámara digital, puedes recortar (cortar una sección) una parte de la imagen original que quieras destacar.

Dejar un comentario